Vitamina D

Ésta vitamina, también conocida como calciferol, es la encargada de que nuestro organismo absorba correctamente el calcio y el fósforo.

De ahí que sea primordial e indispensable para combatir problemas de huesos y articulaciones como osteoporosis, osteoartritis.

vitamina d

 

¿Para qué sirve?

El cuerpo humano consigue el aporte de vitamina D a través de la alimentación o de suplementos de igual forma que ocurre con otras vitaminas.

Pero la vitamina D tiene una peculiaridad, también se consigue mediante el sol.

Después de estar expuesto a la luz solar, el cuerpo sintetiza ésta vitamina de forma natural.

Existen varias formas de vitamina D, siendo las más utilizadas la Vit D2 (ergocalciferol) y la D3 (colecalciferol).

Un nivel adecuado de vitamina D sirve principalmente para:

  • Tener un buen estado de ánimo,
  • Mejora la tensión arterial,
  • Mejora el estado de los músculos,
  • Ayuda con los problemas de insomnio,
  • Reduce la fatiga,
  • Ayuda a controlar la obesidad,
  • Ayuda a controlar la diabetes,
  • Así como gozar de unos huesos firmes y fuertes.

Propiedades de la Vitamina D

Las principales propiedades de la vitamina D o calciferol son mantener una buena salud de nuestros huesos así como de los sistemas nervioso, muscular e inmunológico.

  • Huesos y dientes: Es imprescindible para absorber en el intestino el calcio, magnesio y fósforo. Siendo necesaria también para que dichos minerales se fijen en huesos y dientes correctamente.
  • Sistema nervioso y muscular: Además de ayudar en la absorción del calcio y fósforo, también ayuda en el mantenimiento de unos niveles óptimos en sangre. Necesarios para los impulsos nerviosos y contracciones musculares. Mejorando también los síntomas de dolores musculares.
  • Sistema inmune: Defiende nuestro organismo de agentes patógenos regulando la población de linfocitos.

Fuentes de Vitamina D

Los alimentos más ricos en esta vitamina son los pescados grasos: salmón, arenque, sardinas, trucha, caballa, atún, fletán.

El aceite de hígado de bacalao, las algas marinas, setas y los huevos son otras fuentes magníficas de vitamina D.

También es muy importante el sol. Tomando el sol unos 20 minutos al día estarás recibiendo el 80% de aporte necesario de esta vitamina. Recuerda, en los días y épocas de mucho calor deberás tomar el sol a primera hora del día o a última hora de la tarde. Así te beneficiarás pero no pondrás en peligro tu salud con una exposición agresiva.

Déficit de Vitamina D

¿Qué produce un déficit de vitamina D?

Principalmente son tres los motivos por los que puedes tener falta de ésta vitamina:

  • Por seguir una alimentación baja en vitamina D
  • Por tener alguna enfermedad de mala absorción. Por lo que no estarías absorbiendo de forma correcta la vitamina de los alimentos.
  • O por no recibir suficiente luz solar.

Aún que las causas más comunes para que tengas una deficiencia sean éstas, también existen otras. Puede ser que  tomes algún tratamiento farmacológico que  interfiera en su absorción o que el hígado y los riñones no sean capaces de transformarla en su forma activa para el organismo.

Personas en riesgo

Existen ciertos grupos de personas que puedan tener un riesgo más alto de padecer una deficiencia de ésta vitamina.

  • Bebés: Se suele recomendar a los padres que den suplemento de vitamina D a sus bebés durante los 12 primeros meses de vida. Sobre todo si no están expuestos suficientemente a la luz solar. O si están amamantando, ya que la leche materna no es muy rica en esta vitamina.
  • Adultos mayores: Su piel ya no está tan capacitada para producir vitamina D a través del sol como cuándo eran más jóvenes.
  • Piel oscura: las personas con piel oscura producen menos cantidad de esta vitamina del sol.
  • Personas con enfermedades renal o hepática. Sus riñones no pueden transformar la vitamina D a su forma activa.
  • Con problemas de mala absorción, enfermedad de cronh…: se necesita grasa para absorber correctamente la vitamina D, si se tiene un problema con la absorción de grasa, tampoco se estará aprovechando la vitamina.
  • Obesos: aunque sea necesaria la grasa para su correcta absorción, un exceso tampoco es bueno. Ya que parte de esa grasa se queda unida a la vitamina lo que impediría que pasase a la sangre.
  • Ciertas enfermedades como osteoporosis, sarcoidosis, tuberculosis, linfomas.
  • Personas con tratamientos farmacológicos que interfiera en la absorción.
  • Zona geográfica: los habitantes de zonas frías con poca exposición solar y radiación limitada tienen mayor riesgo.

Problemas por falta de esta vitamina

Una deficiencia de calciferol puede llevar a padecer serios problemas de osteoporosis y mayor riesgo de fracturas debido a una pérdida de densidad ósea.

En niños puede causar raquitismo. Enfermedad que hace que los huesos se ablanden y se doblen, no pudiendo soportar el peso corporal.

En adultos una deficiencia severa causa osteomalacia. Dolor de huesos, debilidad muscular y huesos débiles.

Tener la vitamina D baja también puede hacer que padezcas insomnio, depresión, falta de memoria, retrasos intelectuales. Estudios relacionan la falta de vitamina D o calciferol con problemas cardiovasculares, diabetes o incluso con algunos tipos de cáncer.

Deja un comentario