Vitamina B. Funciones y alimentos que la contienen

Las funciones del grupo de Vitamina B están relacionadas con la producción de energía y el sistema inmune.

Las vitaminas del grupo B son hidrosolubles, por lo que pueden perderse al cocer los alimentos y  se expulsan a través de la orina. Por este motivo, para evitar un déficit de Vitamina B necesitamos ingerir una cantidad diaria mínima.

Muchas personas compensan esta pérdida con un complejo multivitamínico, ya que la absorción de sus nutrientes es mayor.

Las funciones de este grupo de vitaminas dentro de nuestro organismo están relacionadas con el metabolismo (obtención de energía, formación de partes del sistema inmune, mantenimiento del sistema nervioso)

 

Alimentos que contienen Vitamina B

alimentos con vitamina b

 

Diferentes tipos de Vitamina B:

  • Vitamina B1 -> Tiamina (1,1 mg)
  • Vitamina B2 -> Riboflavina (1,4 mg)
  • Vitamina B3 -> Niacina (15 mg)
  • Vitamina B5 -> Ácido Pantoténico (7mg)
  • Vitamina B6 -> Piridoxina (1,4mg)
  • Vitamina B9 -> Ácido fólico (200 µg)
  • Vitamina B12 -> Cobalamina (2,5 µg)

 

 

  • La Vitamina B12 es la única capaz de almacenarse en nuestro cuerpo (en el hígado). Contribuye al desarrollo del sistema nervioso e interviene en el crecimiento. Ayuda a la formación de glóbulos rojos y la médula ósea.

Las personas celíacas pueden tener problemas para absorber la Vitamina B12.

Su déficit puede provocar anemia, pues impide el desarrollo de los glóbulos rojos.

Podemos encontrar Vitamina B12 en alimentos derivados de la leche, carne (concretamente en el hígado y los riñones) y pescado.

 

  • La Vitamina B6 interviene en el crecimiento y reproducción de las células del organismo. Aumenta la producción de energía, generando un mayor rendimiento muscular. Además regula la segregación de Serotonina, sustancia del cerebro que puede influir en nuestro estado anímico.

La falta de Vitamina B6 puede provocar problemas en la piel como sequedad y eccemas.

Podemos encontrar Vitamina B6 en carne, pescados y verdura.

 

  • El Ácido Fólico facilita el crecimiento y el correcto funcionamiento de la médula ósea. Favorece la regeneración de células.

La falta de Ácido Fólico puede provocar insomnio, cansancio y malformaciones en el feto de mujeres embarazadas.

Podemos encontrarlo en alimentos derivados de la leche, frutas y verduras.

 

  • La Vitamina B1 participa en la transformación de azúcares en hidratos de carbono lo que ayuda a aumentar nuestra energía.  Es muy importante para mantener una buena visión y salud ocular.

Su falta provoca una enfermedad conocida como Beriberi que afecta al sistema nervioso, provocando fatiga, depresión, irritabilidad y falta de memoria.

Podemos encontrar Vitamina B1 en la levadura natural y semillas de girasol.

 

 

  • La Vitamina B2 participa en la trasformación de las grasas, carbohidratos y proteínas de los alimentos en energía. Además participa en la síntesis de ácidos grasos.

Su falta puede provocar anemia y enfermedades en la piel y boca.

Podemos encontrar Vitamina B2 en alimentos derivados de la leche, levadura natural y verduras.

 

  • La Vitamina B3 contribuye al buen funcionamiento del aparato digestivo y nervioso. También interviene en la conversión de alimentos en energía.

Su falta provoca una enfermedad conocida como Pelagra, que afecta a la piel y al sistema nervioso.

Encontramos Vitamina B3 en alimentos derivados de la leche, huevos y pescado.

 

  • La Vitamina B5 participa en la síntesis de grasas, carbohidratos y proteínas.

Su falta puede provocar fatiga, vómitos y malestar general.

Encontramos Vitamina B5 en carnes, verduras y cereales.

Como podemos observar, las Vitaminas del tipo B son imprescindibles para desarrollar nuestro sistema inmune de manera efectiva. Si queremos tener una salud en un estado óptimo es imprescindible ingerir una cantidad mínima diaria de Vitaminas.

El Complejo B nos ayudará a mantener los niveles de Vitamina B

 

 

Deja un comentario