Vinagre de Manzana

El vinagre de manzana, también llamado vinagre de sidra de manzana, es muy beneficioso para la salud por todas las propiedades que posee.

Es una sustancia medicinal por sus aportaciones curativas, y es un complemento nutricional para nuestra dieta.

Actualmente podemos encontrarlo en cualquier tienda de alimentación, ya que se ha popularizado mucho, pero existen varias formas de elaborar de forma casera este vinagre.

¿Cómo elaborar vinagre de manzana casero?

Para ello elegiremos manzanas dulces, en caso de ser verdes, habría que añadir azúcar.

  1. Primero se extrae el jugo de las manzanas, hasta obtener un litro. Cuanta más superficie del zumo haya en contacto con el aire mejor.
  2. Después se cubre herméticamente, para que los gases de la fermentación no puedan evadirse y evitar que entre oxígeno.
  3. Para que el proceso tenga éxito, lo dejaremos a temperatura ambiente aproximadamente un mes.
  4. Después lo cubriremos con un paño en alguna zona cálida. Tras el transcurso de 3 o 4 días, lo destapamos para que se airee, pero manteniéndolo a una temperatura constante de 20º. Hay que removerlo una vez al día.
  5. Posteriormente se cuela para introducirlo en una botella de cristal oscuro para evitar su deterioro por la luz.

Otra forma de confeccionar este tipo de vinagre es con ayuda de cinco litros de agua. Previamente se pelan y se trocean un kilo y medio de manzanas y se mezclan con un kilo de azúcar. Se tritura todo homogéneamente y se añade a un recipiente de cinco litros de agua. Aquí se efectúa la fermentación correspondiente mediante ciertos pasos, durante un mes.

vinagre de manzana casero

Propiedades del vinagre de manzana

El vinagre de manzana posee multitud de propiedades beneficiosas para la salud y se emplea desde muy antiguo como recurso natural para determinadas dolencias, para la limpieza del hogar, como conservante, para usos cosméticos y alimenticios.

  • Es muy rico en minerales como el calcio, cobre, hierro, magnesio, potasio y fósforo.
  • Posee Vitaminas A y B, pectinas y ácidos grasos esenciales.
  • Para consumirlo con un propósito medicinal, basta con agregar una cucharada de vinagre a un vaso de agua y beberlo.
  • Desintoxica el intestino, limpiándolo de impurezas, haciendo que el proceso de digestión sea más fácil y evitando además hinchazón o gases.
  • Así también favorece al sistema linfático en su labor, ayudándolo a purificar la sangre y que circule correctamente. Además ayuda a disminuir el colesterol, y estabilizar la presión arterial.
  • Contribuye a evitar las varices.
  • Así mismo participa en el equilibrio de la alcalinidad de nuestra flora intestinal.
  • También es idóneo para reducir la hipertensión.
  • La vitamina A ayuda a restablecer los tejidos y la flexibilidad de la piel.
  • Incrementa las enzimas de nuestro organismo, regulando los ácidos estomacales.
  • Esto también ayuda a evitar enfermedades hepáticas, ya que también desintoxica el hígado.
  • Igualmente impide infecciones de riñones y de orina, por su labor de limpieza en el tracto urinario.
  • Gracias a su contenido en potasio es diurético.

Tomar un vaso de agua con vinagre de manzana en ayunas, es muy beneficioso para desintoxicar y depurar el organismo.

Tras haber pasado varias horas sin comer, nuestro cuerpo está sediento de nutrientes para afrontar el día. Si nuestro sistema digestivo está limpio y en buen estado, absorberá de manera óptima los nutrientes que le agreguemos.

Por ello este vaso de agua prodigioso hará maravillas en nuestro organismo y lo preparará para que cumpla sus funciones con éxito.

Vinagre de manzana para perder peso

Por otro lado contribuye a acelerar el metabolismo por su contenido en lecitina y vitamina B6, que ayuda a eliminar grasa del cuerpo.

Por ello también se puede incluir en las dietas de control de peso.

Además es diurético gracias al potasio y evita la retención de líquidos. Tiene efecto saciante, lo que ayuda a no comer en exceso.

 

 Uso cosmético del vinagre de manzana

Su uso externo también es considerado para tratar problemas de la piel como psoriasis, eczemas o acné.

Es un excepcional tónico que limpia y purifica la dermis, eliminando toxinas que la puedan infectar. Se aplica con un algodón después de haber limpiado la piel, dejándolo actuar unos minutos.

Calma las quemaduras de la piel provocadas por el sol, ayudándola a regenerar el tejido dañado.

Influye de manera positiva en los dolores y calambres musculares por su riqueza en minerales, como contracturas o esguinces, aplicado de forma externa.

El vinagre de manzana también se emplea para mejorar la salud del cabello y cuero cabelludo. Evita problemas como la caspa o irritaciones en esta zona, y aporta mucho brillo al pelo. Simplemente se añaden un par de cucharadas al último aclarado bajo la ducha.

Contraindicaciones

Aún así existen algunas contraindicaciones a tener en cuenta.

No debemos abusar de él, con un par de cucharadas al día es suficiente para sentir sus efectos a largo plazo.

Si lo consumimos en exceso, puede provocar efectos contrarios a los deseados en algunos casos. Por ejemplo puede generar estreñimiento o diarrea, brotes de acné, dolor de estómago o dolores de cabeza.

Antes de realizar un tratamiento basado en esta sustancia, debemos consultar a nuestro médico o nutricionista para evitar contratiempos.

Deja un comentario