Salvia para mejorar tu salud


Etimológicamente, el nombre de Salvia viene del latín salvare, que significa “ser salvado”.

Debido a sus propiedades curativas, es bien conocida desde la antigüedad y considerada muy terapéutica por sus diferentes funciones.

No sólo se usa para tratar enfermedades, también ocupa un gran lugar en el ámbito culinario, ya que se emplea como condimento y aderezo en multitud de platos.

¿Qué es la Salvia?

La salvia común o salvia officinalis L. es una planta considerada hierba aromática y medicinal de la familia de las Lamiaceaes. Es un arbusto de hoja perenne que vive en lugares secos y crece hasta una altura de 70 cm generalmente.

Muestra unas flores parecidas a la lavanda, comúnmente de color violeta azulado o rosado. Crecen en forma de espiga de manera ascendente y florece en primavera, pero las hojas se pueden recolectar hasta el verano. Las hojas son ovaladas de color verde grisáceo con una textura rugosa y un olor muy característico.

Pueden crecer de forma silvestre, en campos no productivos; o puede plantarse en macetas de manera independiente para adornar terrazas y jardines por su estética ornamental. Para su uso, las flores y las hojas deben conservarse en un lugar seco y guardarse en un recipiente cerrado.

hoja de salvia

Existe una salvia muy diferente destinada al ámbito de las drogas: la salvia divinorum, traducido como “Salvia del adivino”, nombre que hace alusión a los efectos alucinógenos y propiedades psicodélicas que posee.

Se trata de una droga psicoactiva originaria de los pueblos indígenas de México, utilizada para crear una comunicación con los espíritus, acto muy común en su sistema de creencias.

Es la única salvia que contiene un complejo activo denominado salvinorina A, encargada de estimular sus efectos psicodélicos. Es una sustancia química que provoca efectos muy intensos con una dosis muy pequeña. El método más habitual de su consumo es fumar las hojas en una pipa o bong.

¿De dónde proviene?

Es originaria del sur de Europa, pero actualmente se distribuye por todo el mundo. Fue empleada por griegos, romanos y egipcios para tratar problemas estomacales o intestinales. Incluso se usaba para aumentar la memoria y resolver problemas de garganta.

Destacan algunas áreas por su producción como América Central y Sudamérica, donde hay aproximadamente 500 especies. En Asia y en el mar Mediterráneo hay unas 300 especies. En España hoy en día se encuentra en lugares secos y calcáreos, y hay plantaciones en el este del país.

 

Propiedades y beneficios de la Salvia

La salvia se emplea con fines medicinales, cosméticos y gastronómicos, y además también es incluida en la aromaterapia. En el aspecto culinario, también actúa como conservante de los alimentos.

Sus principales componentes son:

  • Flavonoides
  • Taninos
  • Enzimas
  • Sustancias estrógenas y bactericidas
  • Glucosa
  • Aceite esencial (1-3%)
  • Vitaminas B y C
  • Potasio

Una de sus utilidades más destacadas es en la pérdida de peso. Ayuda a deshinchar el abdomen y a evitar la retención de líquidos.

Tiene propiedades que contribuyen a relajar la mente. Estimula el sistema nervioso y es eficaz contra el insomnio, ayudando a conciliar el sueño. En este caso se toma una infusión antes de acostarse.

Son consideradas antiinflamatorias, muy favorables para el tratamiento de algunas enfermedades como el reumatismo y la artritis, al mismo tiempo que alivia los dolores musculares y de cabeza. Esto la hace muy beneficiosa para deportistas.

Participa de forma positiva en los procesos de la digestión y actúa en el tratamiento de trastornos como diarrea, cólico, vómitos o gastritis, ayudando también contra la acidez de estómago. Ya los antiguos griegos la apreciaban como una planta divina, empleada para sanar enfermedades como fiebres, o patologías relacionadas con el sistema digestivo.

infusion de salvia

Es un buen antibiótico natural por sus efectos para tratar infecciones respiratorias, constipados y tos. Es idónea para problemas de la boca y la faringe. Además tiene propiedades antisépticas que la hacen excelente para infecciones de garganta.

Regula el sistema urinario y alivia los síntomas de infecciones como la cistitis por sus propiedades antimicrobianas.

La salvia es un ingrediente empleado en productos cosméticos por sus propiedades cicatrizantes, antisépticas y antiinflamatorias.  Se utiliza en cremas para la piel y para el cabello, por ejemplo para combatir la caspa.

El aceite de salvia se encuentra principalmente en las flores y hojas. Tiene propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias para hacer frente a diferentes afecciones o dolencias. Se emplea como relajante muscular, para regular el pH y evitar afecciones de la piel.

La infusión de salvia se prepara con 10 o 15 gr de salvia en un litro de agua. Se hierve el agua, se añade la salvia y se deja infusionar 5 minutos. Es recomendable no tomar más de tres tazas al día.

Contraindicaciones

Al margen de toda la información proporcionada, no es recomendable para mujeres embarazadas por su aporte en thuyona, que puede inhibir la producción de leche hasta  provocar el aborto. Tampoco lo es para personas con insuficiencia renal.

Su ingesta en exceso porque puede llegar a generar taquicardias, vómitos, convulsiones o daños renales.

A pesar de ello, conviene consultar un médico para que él apruebe o no el consumo de la salvia.


0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *