Cómo hidratar correctamente tus manos


Mantener las manos hidratadas, sobre todo durante los meses de invierno puede parecer una tarea complicada.

Sin embargo, es muy sencillo si sabes cómo debes proceder.

Por ello hemos preparado este artículo en el que vamos a contarte la forma correcta de mantener tus manos hidratadas y los beneficios que esto te aportará.

Por si fuera poco, además de la hidratación conseguirás eliminar la mayor parte de las células muertas, dando un aspecto más joven a tus manos.

hidratar-manos

Consejos para mantener tus manos hidratadas

Protégelas

Es imprescindible que protejas tus manos, ya sea a la hora de trabajar, al salir a la calle con mucho frío, o al lavar los platos con agua fría.

Deberás escoger los guantes adecuados para cada acción, que aíslen tu piel de las bajas temperaturas y te prevengan ante rasguños y heridas.

También puedes utilizar cremas que actúan como una película protectora.

Hidratación y nutrición

Si vas a emplear una crema para hidratar las manos debes escoger una que sea de textura cremosa y con un alto contenido en lípidos.

Una vez aplicada la crema puedes cubrirlas con unos guantes. Estos hará que las sustancias activas penetren mejor en tu piel y reparará mucho mejor tus manos.

Si tus manos están muy irritadas escoge unos guantes 100% algodón.

Emplea la crema varias veces al día. Es recomendable usarla después de lavarte las manos y antes de ir a dormir.

Recuerda también aplicarla a las uñas y las cutículas, ya que estas también se secan.

Lava tus manos

Cuando lavas tus manos con agua muy caliente, esta provoca una eliminación de la capa de lípiddos natural de la piel, provocando una mayor sequedad.

Es preferible usar agua templada, tirando a fría.

La mejor forma de lavarlas es empleando solamente agua, pero si te has manchado demasiado, procura lavar las palmas de las manos y evita el uso de jabón en el dorso.

Al finalizar, seca meticulosamente tus manos con una toalla. No es recomendable dejar que se sequen por sí solas, y menos si es al aire libre. Esto podría aumentar la sequedad.

Beneficios de unas manos suaves

Tus manos pueden reflejar mucho más de lo que piensas. No sólo tu edad sino también tu trabajo y la forma en la que te cuidas.

Con unas palmas bien cuidadas no tendrás por qué tener miedo a dar un buen apretón de manos. ¿A que alguna vez te has sentido incómodo al saludar a alguien con las manos si cuidar?

Nuestra piel actúa como una barrera protectora, donde los lípidos naturales nos protegen de la deshidratación.

Un mal cuidado o una falta de protección en tus manos puede provocar sequedad y grietas.

Si no quieres tener unas manos agrietadas e inflamadas es mejor que comiences a cuidarlas desde ya.

Esperamos que este artículo os sea de utilidad. ¡Ya no tenéis excusa para mostrar unas manos perfectas!

 

 

 


0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *