Propiedades del Ginseng


El ginseng es un ingrediente muy utilizado en casi todo el mundo, y aunque en España no sea muy popular, en la mayoría de las regiones orientales se consume en gran cantidad.

Existen diferentes tipos de ginseng en el mercado, pero entre ellos destaca el ginseng rojo coreano, también llamado ginseng coreano, ginseng rojo o ginseng asiático.

Esta especie ofrece potentes propiedades, aunque también existen otras como el ginseng americano y el siberiano. Estas variedades se diferencian en sus principios activos y en cualquier caso, estos se encuentran en la raíz de la planta.

El ginseng es fácil de encontrar en el mercado, pero lo mejor es adquirirlo de origen ecológico, en tiendas especializadas como los herbolarios.

El ginseng coreano es considerado por algunos fanáticos como “milagro asiático” por sus propiedades. Su mayor consumo y cultivo se produce en Corea, por que el suelo de allí es el más apto para este tipo de plantaciones.

Esta tierra posee una composición mineral y nutricional especial muy favorable para el ginseng. Su cultivo exige la unión de una serie de factores para que su desarrollo sea óptimo y la planta conserve sus propiedades.

Para ello, el suelo debe estar 10 años en barbecho y la planta debe madurar unos 6 o 7 años más.

bayas de ginseng

Debido a este proceso tan complejo, su precio es más elevado que el resto de tipos de ginseng. Además sus propiedades terapéuticas son más elevadas por los elementos activos que contiene. Esta variedad acoge mucha más cantidad de ginsenósidos que el resto, y si se cultiva sin añadir pesticidas, su precio encarece.

Por último cabe aclarar que no debemos confundir el ginseng con el ficus ginseng, que pertenece a la familia de los bonsai.

Propiedades

Nutricionalmente hablando, contiene:

  • Vitaminas
  • Ácidos esenciales
  • Aminoácidos
  • Enzimas
  • Gran cantidad de minerales

Una de sus propiedades más populares es la de aportar claridad mental y reducción del estrés, mejora el rendimiento físico y alivia la fatiga.

Otorga grandes efectos a nivel muscular e intelectual, aumenta la eficiencia mental y por ende favorece el buen humor.

Ayuda a calmar el sistema nervioso a la vez que combate la debilidad. Es idóneo para deportistas porque equilibra su energía en el rendimiento deportivo.

Muy recomendado para el agotamiento físico y la falta de energía, por ejemplo para personas convalecientes, personas con ansiedad o depresión.

Mejora la concentración y el sistema cognitivo porque el ginseng estimula las células cerebrales. Hay datos que revelan que consumiendo la planta durante 12 semanas puede ayudar a los enfermos de Alzheimer en su rendimiento mental. Ayuda a tratar el déficit mental y la hiperactividad.

Otro de sus beneficios es la aceleración del metabolismo, muy apropiado en las dietas de adelgazamiento porque ayuda a quemar grasa más fácilmente. A esto se le suma que el ginseng reduce el apetito en exceso.

A través de un estudio realizado en Corea, se han descubierto sus propiedades antiinflamatorias, por ello beneficia a personas con cuadros de artritis y reumas.

Favorece la función sexual y previene la disfunción eréctil. Estudios realizados en Estados Unidos han demostrado que esta raíz influye en el sistema nervioso central y estimula la lívido de las glándulas sexuales masculinas, aumentando así los niveles de testosterona.

ginseng coreano

Tiene propiedades que modifican la actividad cerebral y ayuda en la secreción hormonal. Por otro lado estimula la producción de estrógenos en las mujeres, lo que beneficia enormemente en las etapas iniciales de la menopausia.

Gracias a sus propiedades también fomenta la purificación de la sangre. Estudios han demostrado que disminuye el nivel de azúcar en sangre y esto lo hace idóneo para personas diabéticas. Además reduce la hipertensión arterial y disminuye los niveles altos de colesterol.

Fortalece el sistema inmunológico y ayuda a combatir enfermedades relacionadas debido a sus contenido en vitaminas y minerales. Para ello se emplean también las hojas además de la raíz.

Es muy beneficioso para el buen funcionamiento de los pulmones, ya que reduce el número de bacterias en este área. Puede prevenir infecciones pulmonares y la fibrosis quística.

Según datos científicos, el ginseng es otro ingrediente más que ayuda a prevenir el cáncer y la aparición de tumores.

Este suplemento se puede combinar con otros para potenciar algunas propiedades. Por ejemplo tomar jalea real con ginseng aumenta el poder de concentración y la energía mental por el aporte nutricional de la jalea real.

Contraindicaciones

Hay pocas cosas que decir respecto a sus contraindicaciones.

Resumidamente, se deben de tener en cuenta los medicamentos que se ingieran a la vez que el ginseng. Por esta razón hay reacciones diversas, y lo más aconsejable es consultar un especialista de este campo; en caso de tener dudas es preciso que nos asesoren respecto a su consumo.

En general no se debe abusar del ginseng y según algunos profesionales conviene hacer descansos cada 3 meses.

En caso de llevar a cabo un consumo excesivo del ginseng, pueden aparecer síntomas adversos como por ejemplo insomnio, alteración nerviosa, diarrea e incluso taquicardias dependiendo del caso en concreto. Se dice que puede  desencadenar estados de psicosis en personas enfermas con trastorno bipolar, pero aún no hay estudios suficientes como para certificarlo.


0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *