Propiedades y Beneficios del Diente de León


 Todos conocemos de sobra esta peculiar planta por la flor tan característica que presenta.

Alguna vez hemos jugado con ella pidiendo un deseo, y haciendo volar mediante un soplido sus delicados estambres, que caen a modo de paracaídas.

Su imagen se ha popularizado mucho últimamente por ser una flor especial y seguramente no imaginas las propiedades que  nos concede.

¿Qué es el diente de león?

diente de leon soplando

Científicamente denominada Taraxacum officinale, amargón o achicoria amarga, pertenece a la familia de las asteráceas.

Es una planta silvestre y a la vez medicinal de hoja perenne, que florece en primavera. Es fácil encontrarla, puesto que crece en casi cualquier sitio, como campos, prados, cunetas, jardines y parques, incluso en zonas urbanas.

Antes se consideraba como mala hierba, pero con el tiempo, tras descubrir sus propiedades y beneficios, se cultiva a gran escala.

Dependiendo de su estado de desarrollo, pasa por varias fases.

Comienza brotando una flor amarilla de pequeños, finos y alargados pétalos para dar paso a una esfera perfecta compuesta por estambres en perpendicular al centro, de una blancura que contrasta con su delgado tallo pardusco.

Sus hojas verde oscuro dentadas con forma flechada suelen crecer a ras del suelo dotando a todo el conjunto de una imagen en forma de roseta estrellada vista desde arriba.

Los estambres son las semillas que la naturaleza se encarga de esparcir con ayuda del viento. Por ello son tan abundantes en casi todo el mundo.

Propiedades

Es una planta muy completa por su riqueza y diversidad de nutrientes.

Por ello otorga multitud de propiedades para la salud que merecen reconocimiento.

Su composición se basa en agua, grasas saludables, proteínas, fibra y carbohidratos con poca cantidad de glucosa.

Contiene vitaminas A, B y C, B1, B2 y B3,  y minerales: potasio, zinc, calcio, sodio, fósforo, magnesio y hierro por orden de proporciones de mayor a menor.

Esta maravilla contiene el doble de calcio que la leche estándar, más hierro que las espinacas, y posee casi la misma cantidad de vitamina C que una naranja. Además contiene betacarotenos y ácido fólico. Aún por cada 100 gr aporta únicamente 45 kcal.

Contiene enzimas que estimulan la producción de bilis, jugos gástricos y secreciones pancreáticas.

Incluye epigenina, que es antídoto complementario para el cáncer.

Favorece a las funciones del sistema renal y drenaje el sistema digestivo ya que es depurativo por su alto contenido en potasio. Lo que conlleva su más destacada propiedad, es diurético y ayuda a purificar la sangre.

Ofrece propiedades tónicas para el hígado y tiene propiedades antiinflamatorias.

campo dientes de leon

Beneficios

De manera global, favorece mucho a nuestra salud en diferentes labores orgánicas y se usa con fines medicinales o como alimento nutritivo.

  • Mejora el funcionamiento del hígado. Ayuda en enfermedades como cirrosis o hepatitis.
  • Tiene antioxidantes para frenar el envejecimiento corporal.
  • Disminuye los niveles de azúcar y los de colesterol en sangre.
  • Ayuda al intestino en el movimiento intestinal para eliminar toxinas.
  • La fibra que contiene también colabora en la limpieza del aparato gastrointestinal, para mejorar la absorción de nutrientes. Estimula la digestión y alivia los gases.
  • Evita la retención de líquidos gracias a su efecto diurético, porque estimula la producción de orina y ayuda a perder peso.
  • Alivia calambres o dolores nocturnos en las articulaciones.
  • Combate la fatiga o agotamiento crónico.
  • Reduce las posibilidades de padecer enfermedades oculares como las cataratas.
  • Disminuye la anemia por su contenido en hierro y participa en la formación de glóbulos rojos y blancos, ayudando a fortalecer el sistema inmunitario.
  • Ayuda a equilibrar los procesos inflamatorios por los ácidos grasos esenciales y betacarotenos
  • Es ideal para tratar casos de acné y otras afecciones epidérmicas, manteniendo la piel libre de toxinas.

A la hora de consumirla, de esta planta se aprovecha absolutamente todo.

Hoy en día la raíz y las hojas, duras y ásperas, se consumen en ensaladas y similares como verdura. Aunque tiene un sabor levemente amargo, en crudo conserva mejor los nutrientes.

Popularmente el diente león se consume en infusión. Las hojas se dejan secar y luego se añaden al agua hirviendo, como cualquier otro tipo de té. Para ello se emplean la raíz y las hojas. Se puede aplicar su infusión como tónico para la piel.

También es ingrediente de batidos verdes y nutritivos por sus propiedades.

La raíz se emplea para hacer un sucedáneo del café. Seca y tostada, se muele y muestra una apariencia similar a la del café tradicional. Se puede utilizar en una cafetera sustituyéndolo, y  no tiene cafeína.

Así mismo se ha utilizado el diente de león para hacer vino y cerveza. Es un vino medicinal y no tiene alcohol, pero lleva levadura de vino y conserva las propiedades del diente de león.

Por otro lado no se aconseja durante el embarazo, lactancia, alergias o problemas en el estómago como úlceras. Para más seguridad, antes de consumirlo para calmar algún malestar, consultar siempre a un especialista.

 


Lecturas recomendadas:

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *