Desayuno saludable

Seguramente has oído más de una de dos y de tres veces que el desayuno es la comida más importante del día.

El refrán, “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un pobre” tampoco es la primera vez que lo oyes, ¿verdad?

La televisión nos inunda con publicidad en la que nos recomienda ciertos alimentos “saludables” e ideales para incluir y consumir en el desayuno y así empezar el día con energía.

Puedes pensar que sabes de sobra qué debes desayunar y cuáles son los alimentos para un desayuno ideal, pero seguramente no sea así.

desayuno saludable

La publicidad ha distorsionado la realidad (anteponiendo el interés económico a la salud). Más lamentable si cabe es que esto se dé principalmente en el sector infantil.

Te invitamos a que leas detenidamente los ingredientes y la información nutricional de los productos. Te sorprenderás.

Ahora mismo te pueden estar surgiendo dudas o preguntas del tipo: Pero, ¿entonces no existe el desayuno ideal o nos han estado vendiendo la moto con lo de que el desayuno es la comida más importante del día?

La respuesta es sí pero no.  A continuación te detallamos unas pautas para que todas las mañanas realices un desayuno perfecto:

Consejos para tu desayuno ideal

Desde hace mucho tiempo nos vienen inculcando que el desayuno es la comida más importante del día. Bien es cierto que al ser la primera ingesta que se hace después de horas de reposo y descanso debes aportarle los nutrientes necesarios para un buen despertar.

Tienes que tener en cuenta que seguramente te levantes con más apetito.

Así que es un buen momento para darle buenos nutrientes a tu cuerpo y evitar calorías vacías de la bollería industrial o un exceso de grasas o azúcares de los cereales azucarados de desayuno por ejemplo.

Para empezar bien el día, lo mejor sería que nada más levantarte bebieras un vaso de agua, podrías añadirle unas gotas de limón recién exprimido.  Te ayudará a “despertar” el intestino.

En muchas ocasiones el desayuno es un mero trámite antes de salir de casa. Cambia esa costumbre.

Tómate tu tiempo para desayunar tranquilamente. Empezar el día relajado y sin prisas merece la pena, aunque tengas que levantarte un ratito antes.

Más importante aún si tienes hijos. Las comidas siempre deberían ser en familia, y claro está dando ejemplo a nuestros pequeños de lo que comemos.

No hay un modelo de desayuno perfecto para todo el mundo. El desayuno mediterráneo no tiene nada que ver con el británico por ejemplo.

Dependerá de costumbres, de turnos de trabajo como puede ser turno de noche, y sobre todo del resto de ingestas diarias.

Para ayudarte a aclarar tus ideas y puedas organizar un desayuno ideal y saludable, puedes incluir:

  • Bebida: café, infusión, bebida vegetal de avena, soja, almendras….
  • Cereal integral: Rebanadas de pan integral. Magdalenas o bizcochos caseros con frutos secos. Cereales de desayuno sin azúcares como copos de avena, copos de maíz, müesly de frutas.
  • Proteína: Leche de vaca, queso fresco, queso cremoso de untar, fiambre de pavo, huevo.
  • Frutas: Pieza de fruta de temporada, zumo natural recién exprimido. Mermeladas o confituras caseras.

Evita la mantequilla y sustitúyelo por aceite de oliva virgen por ejemplo. Utiliza endulzantes naturales como la miel, azúcar de abedul, azúcar de caña moreno integral.

desayuno para adelgazar

Desayuno para perder peso

Si estás siguiendo una dieta de control de peso tendrás que tener en cuenta alguna determinados aspectos.

En las dieta no lo son todo las kilocalorías. Tienes que tener siempre presente el aporte nutricional de los alimentos. Es decir, tienes que ir perdiendo peso pero comiendo de forma saludable siempre siguiendo un equilibrio nutricional.

Varias de las recomendaciones que te dábamos antes son calóricas, como por ejemplo el aceite de oliva virgen, los frutos secos entre otros o que algunas bebidas vegetales tienen una cantidad de azúcar algo elevada.

Si que puedes seguir tomando éstos alimentos, no te preocupes. Lo único que tendrás que hacer es dosificar su consumo. Intenta no meter en una misma toma varios de ellos, puedes repartirlos a lo largo del día y tomarlos entre horas como medias tomas.

Por ejemplo las infusiones siempre son una buena opción para desayunar una bebida caliente, puedes ir alternando la tostada de aceite de oliva por tostada con tomate por ejemplo. Así en otras comidas puedes consumir un poquito más de aceite con tranquilidad de no estar pasándote mucho.

El yogurt natural sin azúcar es una delicia si lo mezclas con frutas de temporada troceadas. Puedes añadirles cereales sin azúcares añadidos, algún día pueden ser frutos secos.

Si eres de esas personas que no puede empezar el día sin café con leche opta por leche semi o desnatada de vaca o por bebida vegetal con poco azúcar.  Puedes tomarlo con alguna galleta integral casera.

Utiliza edulcorantes como la stevia, que no te aportan calorías.

Resumiendo

El desayuno es muy  importante para nuestro organismo. Al igual que lo son las otras 4 ingestas que deberías hacer a lo largo del día.

El aportar en esas comidas alimentos saludables con una composición nutricional adecuada es lo que te va a dar un buen rendimiento, concentración, agilidad y descanso a lo largo de tu jornada.

Empieza con energía con un buen desayuno pero sin olvidarte del resto día.

Deja un comentario