Falta de Vitamina D

La gran mayoría de personas creemos que no tenemos riesgo de sufrir déficit de Vitamina D en nuestro cuerpo.

Sin embargo, a pesar de que algunos de los alimentos que consumimos diariamente incorporan esta vitamina, hay un gran riesgo de padecer una falta de Vitamina D.

Antes de comenzar a explicar los síntomas y consecuencias de la carencia de este nutriente, debemos saber qué es.

¿Qué es la Vitamina D?

Es una vitamina que corresponde al tipo liposoluble. Esto es que se almacena bajo el tejido graso de nuestro cuerpo.

En nuestro organismo cumple una función muy importante, ya que favorece la absorción del calcio en nuestros huesos.

En los niños el calcio es imprescindible para la correcta formación de sus huesos. Sin embargo, con un déficit de Vitamina D ese calcio no se absorberá de forma correcta, lo que puede desencadenar en ciertas enfermedades.

Vitamina D

La cantidad Diaria recomendada para un adulto promedio son 1000 IU (Unidad Internacional. Es una forma de medida de esta sustancia). Sin embargo para niños no se ha establecido una dosis diaria debido a la falta de estudios.

Nuestro cuerpo produce este nutriente de forma natural al exponerse a la luz solar. Por ello en zonas de poca luz natural, es recomendable tomar un suplemento de vitamina D.

¿Qué entendemos por Vitamina D Baja?

El déficit de esta se produce cuando nuestro cuerpo consume más cantidad de la que le aportamos. Dicho de otra forma,  nuestra dieta no es lo suficientemente rica en vitamina D y esto afecta a determinadas funciones.

Conforme nos hacemos mayores la producción de vitaminas disminuye, llegando a ser hasta un 50% menos que la de un adulto.

Se estima que alrededor del 80% de los adultos padecen falta de vitamina D ya que debido a su estilo de vida tienen una exposición solar bastante baja.

Entre las causas de la falta de esta vitamina destaca el uso de cremas de protección solar, ya que bloquea gran parte de los rayos de sol que son imprescindibles para la fabricación de este nutriente.

También te pueden interesar los siguientes artículos:

Síntomas del Déficit de Vitamina D

Es imposible saber a ciencia cierta si sufres un déficit de vitamina D sin realizarte un análisis sanguíneo, sin embargo estos pueden ser algunos indicios de ello:

Cansancio o Fatiga Muscular. Este nutriente es un receptor de los músculos. Por lo que la falta de vitamina D causará un malfuncionamiento de los músculos.

Dolor de huesos. Debido a que la vitamina D es esencial para la absorción de calcio, su déficit puede provocar malformaciones en los huesos.

Deformación ósea en niños.

Aumento de las caries dentales.

Sufrir osteoporosis. Debido a la deficiencia de Vitamina D los huesos pueden llegar a debilitarse, por lo que son más propensos a sufrir fracturas.

Vitamina D para embarazadas
Vitamina D para embarazadas

En el caso de las mujeres que estén esperando un hijo, un déficit de la vitamina D durante el embarazo puede ser  causa de un retraso y deformaciones en el esqueleto del bebé.

¿Cómo obtener este nutriente?

Podemos obtener esta vitamina de tres formas diferentes.

1.- Fabricación Natural

Como ya hemos mencionado anteriormente, el cuerpo humano la sintetiza de forma natural al estar expuesto a la luz solar.

2.- Alimentos Enriquecidos

Algunos alimentos como la leche o queso añaden pequeñas cantidades de este nutriente. Por lo que al comerlo lo estamos incorporando a nuestro cuerpo.

3.- Suplementos Alimenticios

En muchos casos la cantidad que nuestro organismo sintetiza y la que aportamos con nuestra dieta no es suficiente. En este caso los médicos de cabecera suelen recetar un suplemento a base de Vitamina D para completar las exigencias nutricionales diarias.

Antes de que nuestro organismo pueda usar este nutriente, la vitamina D debe sufrir una serie de conversiones y transformaciones, independientemente de la fuente de la que provenga.

Una vez que esté convertida nuestro cuerpo la empleará de forma regular y efectiva para regular la cantidad de calcio en sangre. Además ayuda a las células de nuestro cuerpo, mejorando las comunicaciones entre estas.

 

Conclusión Final

Como ya hemos visto una deficiencia de vitamina D puede dar lugar a cansancio, malestar, caries, y otros problemas de mayor gravedad que podemos prevenir.

Si queremos prevenir enfermedades mayores es recomendable seguir los consejos que hemos indicado anteriormente.

Si tu médico ha detectado una falta de esta vitamina en tu análisis sanguíneo no debes preocuparte.

El déficit de vitamina D tiene un tratamiento muy sencillo.

La opción más sencilla consiste en tomar algún suplemento alimenticio, aunque también puede ser muy bueno dar paseos para aumentar la exposición a la luz solar.

Deja un comentario