Astenia

Muchas personas padecen astenia hoy en día. Esto puede deberse a una vida demasiado ajetreada o a alguna enfermedad subyacente.
Si quieres conocer los síntomas de esta enfermedad, sus posibles causas y métodos para aliviar sus efectos, Sigue leyendo! ?

A continuación vamos a dar una breve pero concisa definición de esta enfermedad.

¿Qué es la Astenia?

Conocemos por astenia la sensación de debilidad, cansancio o fatiga que puede durar desde un par de días hasta varios meses. Dependiendo de los síntomas que tengamos podemos diferenciar entre astenia de origen orgánico y astenia de origen funcional.

Astenia

Entre los síntomas de la astenia destacan:

    • Fatiga
    • Cansancio muscular
    • Dificultades para la concentración
    • Diminución de las ganas de vivir
    • Mal sueño
    • Malestar generalizado

Cuando sufrimos astenia queremos descansar más a menudo y sentimos la necesidad de volver a la cama para dormir un buen rato.

Posibles Causas de la Astenia

Como hemos señalado anteriormente debemos diferenciar entre una Astenia de origen orgánico y una astenia de origen funcional.  La segunda suele ser más común que la primera y tiene una solución más sencilla.

Astenia de Origen Orgánico

Está provocada por otro tipo de enfermedades, es decir, es la consecuencia de otras enfermedades como pueden ser:

  • Anemia
  • Enfermedades de tipo cardiovasculares
  • Fibromialgia
  • Infecciones
  • Falta de vitaminas y minerales

También puede ser desencadenada por la toma de determinados medicamentos.

En estos casos la mejor solución es acudir a tu médico de cabecera que se encargará de comprobar tu estado de salud mediante los análisis pertinentes y emitir un tratamiento eficaz.

Astenia de Origen Funcional

Generalmente se produce por estrés. Puede aparecer si estás obsesionado con una idea y le das muchas vueltas en la cabeza, si tienes demasiada carga de trabajo, si llevas una vida poco saludable o si tienes falta de horas de sueño.

Lo mejor de todo es que el tratamiento para este tipo de astenia es más sencillo. Simplemente reduce tu carga de trabajo, preocúpate menos por las cosas y descansa al menos 7 horas seguidas al día.

Lo primero es tu Salud!

A diferencia de la astenia orgánica, la astenia funcional puede variar con el tiempo, es decir, quizá un día la tengas y al siguiente no, pero a los dos días vuelvan a aparecer los síntomas.

La Astenia Primaveral

Astenia primaveral

Es un tipo de astenia que se padece en los últimos días del invierno y el comienzo de la primavera. Sus síntomas son menos graves y tienen una duración menor, sin embargo su causa no está tan clara. Los últimos estudios realizados indican que su posible causa sea la variación en los niveles de hormonas debido al cambio de estación (Invierno-Primavera).

Al producirse el cambio estacional el número de horas de luz solar y las temperaturas aumentan considerablemente, por lo que desencadena cambios en nuestro organismo que provocan esa sensación de cansancio generalizado y debilidad.

La Astenia primaveral no afecta a todas las personas por igual, de hecho muchas personas no llegan a padecerla nunca. Algunas acciones que puedes realizar para evitarla son:

  • Llevar un estilo de vida saludable
  • Realizar una correcta dieta
  • Hidratar tu cuerpo bebiendo al menos 2 litros de agua diarios
  • Descansar al menos  7 horas seguidas. Si es necesario, también puedes echarte la siesta.
  • Hacer ejercicio al menos 3 veces al día. Está demostrado que realizar ejercicio moderado mejora nuestro estado anímico y fortalece nuestros músculos.

Un remedio para la astenia primaveral puede ser tomar un complejo vitamínico que aporte a tu cuerpo la cantidad de vitaminas y minerales que puedan faltarte. Nuestra vitalidad puede verse seriamente afectada simplemente porque tenemos bajo los niveles de 1 sola vitamina, por lo tanto, debemos solucionar esa carencia con algún complemento vitamínico.
Hombre cansadoSi conoces algún asténico (persona que sufre astenia) debes intentar comprender que no siempre tendrá ganas de realizar determinadas actividades y que no podrá seguir tu ritmo. Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer es contarle todo lo que has aprendido en este artículo para que sus síntomas sean lo más leves posibles.

Si padeces esta enfermedad y necesitas ayuda puedes escribir un comentario aquí abajo. Estamos encantados de ayudarte!

Y hasta aquí este post. Si te ha servido de ayuda y te ha gustado agradeceríamos enormemente que lo compartieras en las redes sociales.

 

 

 

Leave a Comment